en las cocinas
italianas desde hace
más de un siglo

PURO TOMATE, PURA PASIÓN

1850

Un pionero

Un pionero<

Giovanni Mutti (1804 - 1894) fue uno de los primeros en aplicar la técnica de la rotación de cultivos.

En la sala donde se conservan todos los documentos históricos y los reconocimientos a la empresa, se encuentra un busto con el nombre de Giovanni Mutti y una inscripción donde se destacan sus méritos: "Agricultor distinguido que se adelantó diez lustros al sistema sideral". Este sistema, que hoy en día se aplica en la agricultura orgánica, toma en consideración la influencia de los astros más cercanos (el Sol y la Luna) en el cultivo de cada tipo de planta. Giovanni Mutti (1804-1894) también experimentó e innovó en la agricultura con la aplicación de la técnica de alternancia de cultivos. Esta práctica permite que el suelo regenere sus propiedades nutricionales y en consecuencia ayuda a reducir el uso de fertilizantes, ya sean naturales o químicos. La alternancia es de gran importancia en la agricultura moderna, lo que demuestra que las tradiciones agrícolas antiguas siguen siendo el secreto para obtener un buen producto como nuestro tomate.

1899

Comienza la aventura

Comienza la aventura<

Nace la empresa agrícola Fratelli Mutti y con ella comienza el vínculo entre Parma y la familia Mutti.

Son los sobrinos de Giovanni, Marcellino Mutti (1862-1941) y su hermano Calisto (1870-1936), quienes fundan la empresa Fratelli Mutti. La tradición agrícola de la familia comienza su transformación hacia una organización de carácter empresarial. Al principio, los tomates se procesan con métodos artesanales que cada año se hacen más eficientes. Son los primeros pasos hacia el desarrollo de la incipiente industria del tomate.

1909

El concepto de industria

El concepto de industria<

La necesidad de preservar un excelente regalo de la naturaleza.

Al jovencísimo Ugo Mutti (1893-1980) se le ocurrió una idea que cambiaría la vocación agrícola de la familia. Ugo le propuso a su padre Marcellino abrir una pequeña fábrica para producir extracto de tomate. La cocción al vacío acababa de aparecer y el tomate ahora podía conservarse en lata, en lugar de con el método tradicional de secado al sol. Estos avances fueron un punto de inflexión para la futura industria conservera y la empresa en seguida sacó el producto al mercado. Con el nombre de Conserva Nera (conserva negra) el producto sería el precursor del concentrado de tomate moderno.

1911

Se registra la marca de los dos leones

Se registra la marca de los dos leones<

Orgullo, fuerza y liderazgo: los dos leones de Mutti reúnen todas las características de un futuro líder.

Marcellino Mutti registró su marca el mismo año en que tuvo lugar la importante exposición internacional para celebrar el 50º aniversario de la unificación de Italia. Su símbolo son dos leones enfrentados que custodian los primeros reconocimientos a la calidad obtenidos a base pasión y esfuerzo en la producción de concentrado de tomate. En un país y una época en los que predominaba el analfabetismo, era fundamental que las empresas productoras de alimentos distinguieran sus productos con una imagen fuerte y al mismo tiempo simple, que se grabara en la memoria de la gente para poder encontrarla en los comercios. La cantidad de personas que han preguntado por “la marca de los dos leones” en las tiendas es incontable.

1914

La Gran Croce (la máxima distinción al mérito en Italia)

La Gran Croce (la máxima distinción al mérito en Italia)<

Nuestra producción industrial recibe un gran reconocimiento con este prestigioso premio

Poco después de comenzar a producir tomate, Mutti recibir los primeros reconocimientos de prestigio como premio a su ya proverbial calidad. Tras recoger la Medaglia d'Oro di 1º Grado (Medalla de Oro de 1er Grado) en la exposición de 1911, le llega el reconocimiento de la Gran Croce en 1914, acompañado por la entrada en el Gran Libro d'Oro dei Benemeriti del Lavoro (Libro de Oro de los Premios al Trabajo). El extracto de tomate Mutti se convierte así en un símbolo de excelencia alimentaria italiana, así como en un producto fácil de conservar y distribuir. Los dos leones ahora custodian varias medallas de reconocimiento de nuestra calidad. La decisión de entrar en al mercado directo con nuestra propia marca nos ha valido otros reconocimientos similares, además de ser la base del pacto de calidad con los consumidores que Mutti ha respetado durante más de un siglo.

1922

Comienza la producción de doble concentrado

Comienza la producción de doble concentrado<

La evolución de las técnicas de conservación resulta en un valioso producto.

El recorrido del concentrado de tomate desde su primera elaboración, esa “conserva nera” que se cocinaba en pucheros y se secaba al sol, ha sido largo. Gracias a la invención de la cocción al vacío nace el concentrado, al que sigue el doble concentrado, y a partir de 1938, el triple concentrado. Incluso los envases sufren cambios importantes: las latas grandes utilizadas por los tenderos para la venta al por menor se reemplazan por formatos más pequeños y mejor adaptados al consumo doméstico. Así es como el concentrado Mutti entra directamente en las cocinas italianas para acompañar a una amplia variedad de platos y demuestra ser un éxito entre el público, que ahora puede disfrutar de su comida favorita incluso fuera de temporada.

1927

Mutti se expande por la provincia de Parma

Mutti se expande por la provincia de Parma<

El éxito de productos como el concentrado permite a Mutti crecer gracias a un amplio programa de adquisición de empresas conserveras.

Italia, en el período de entreguerras, vive una fuerte crisis económica que abruma a cada vez más empresas conserveras en el área de Parma. Mutti, que gracias a sus estrategias logra mantenerse fuerte y activa, decide adquirir empresas con más dificultades para mantener la producción. De esta manera, Mutti sirve como apoyo económico a diferentes familias de Parma, proporciona continuidad a sus negocios y contribuye a la zona. Así es como una a una, hasta 1940, va adquiriendo nuevas fábricas. Pero la Segunda Guerra Mundial se acerca peligrosamente, y la expansión de un país emprendedor como Italia y sus empresas vuelven a frenarse.

1951

¡El boom económico viaja en un tubo!

¡El boom económico viaja en un tubo!<

La intuición de la familia Mutti fue muy acertada al relanzar la marca de los dos leones por todo el país.

La propuesta de preservar un alimento en un tubo de aluminio hoy no nos parece nada nuevo. Pero en 1951, cuando esta forma de envasado solo se usaba para cremas o pastas de dientes, la idea de poner en un tubo pasta de tomate era totalmente revolucionaria, tanto en la industria conservera como para millones de familias italianas. La idea se debatiría en una de las muchas reuniones familiares en casa de los Mutti, cuando el emprendedor Ugo convence a sus hermanos para experimentar con una nueva línea de producción dedicada al concentrado en tubo. Después de la sorpresa inicial, el público termina descubriendo la calidad y la practicidad del tubo. De hecho, el producto en tubo no se deteriora porque no entra en contacto con el aire y permite consumir solo lo necesario. Además, para todas las amas de casa, la tapa también podría usarse como dedal para coser. Así nació el mítico “tubo del dedal”.

1961

La evolución del sabor

La evolución del sabor

El lanzamiento de las primeras salsas preparadas, como la Supersugo Verdurina Condidoro, refleja los cambios en las costumbres sociales.

Las grandes transformaciones de la sociedad en los años 60 contribuyen a que las mujeres recuperen su tiempo y se incorporaren al mundo laboral. Esto trae consigo exigencias nuevas, como una dieta más práctica y que requiera menos tiempo en la cocina, sin perder los buenos hábitos alimenticios. Mutti reconoce estos cambios y los traduce en nuevos productos para el mercado, como es el caso de una salsa a base de tomate que se ofrece a las mujeres italianas. Así nace Verdurina Condidoro, un producto capaz de satisfacer las nuevas necesidades de una sociedad en rápido desarrollo.

1971

El tomate triturado de Mutti es una realidad

El tomate triturado de Mutti es una realidad

Nace el tomate triturado que a día de hoy sigue siendo sinónimo de la marca de los dos leones en todo el mundo.

Ugo Mutti inaugura los años 70 con un toque de autor. De hecho, su objetivo es bastante ambicioso, ya que pretende encontrar la solución para obtener un producto triturado fresco y listo para usar. Tras varios experimentos, gracias a un innovador proceso en frío, nace el tomate triturado finamente Mutti, que se convierte en la insignia de la empresa y es adorado por millones de cocineros y chefs de todo el mundo por su sabor fresco y la calidad intrínseca del producto. ¡Auténtica poesía en la cocina!

1986

El tomate Mutti por fin se envasa en vidrio

El tomate Mutti por fin se envasa en vidrio

La evolución de los hábitos alimenticios italianos continúa. Con el tomate en vidrio, la calidad se vuelve transparente.

El vidrio es un material que permite apreciar el producto en todo su esplendor. En cuanto la técnica permitió su uso también en el mundo de las conservas, Mutti adoptó enseguida este innovador envase y creó una línea totalmente dedicada al tomate triturado. Es Marcello Mutti (1940) quien toma esta decisión, ya que desde 1965 participa activamente en la empresa. Marcello se revela como el motor de la expansión de la industria conservera en el mercado italiano. La belleza y la calidad de la marca de los dos leones por fin se pueden apreciar en todo su esplendor en las estanterías de los comercios.

1994

El impulso de una nueva generación

El impulso de una nueva generación

La nueva generación Mutti prosigue con la tradición familiar en el año que la marca recibe un prestigioso reconocimiento por su calidad.

Por un lado, Mutti recibe en Francia un importante reconocimiento al mejor tomate triturado de Europa por parte de la prestigiosa revista de cocina francesa Gault & Millau. Por otro lado, Francesco Mutti —el hijo de Marcello y heredero de una familia que durante varias generaciones se ha dedicado con pasión al tomate y a su conservación— se convierte en el nuevo director ejecutivo de Mutti para continuar por el mismo camino asfaltado de ideas de espíritu emprendedor. Sus contribuciones se centran en la reorganización comercial, la creación de una unidad de investigación y desarrollo, el estudio y lanzamiento de nuevos productos y la búsqueda de nuevos mercados internacionales. Mutti, que ya es líder en el sector, continúa trabajando en el desarrollo sostenible de sus productos hechos en Italia.

1999

Certificado Check Fruit de producción agrícola integrada y libre de OGM.

Certificado Check Fruit de producción agrícola integrada y libre de OGM.

El uso del tomate como único ingrediente en Mutti es una garantía de excelencia y la marca refuerza su liderazgo gracias al control de calidad.

La iniciativa “solo tomates” da sus primeros frutos con la obtención de los certificados Check Fruit de producción integrada, que confirman la armonía entre el sabor incomparable del tomate Mutti, el respeto por el medio ambiente y los controles de calidad que se adoptan en la producción. Estos controles se extienden a todas las fases de producción y se repiten constantemente para garantizar la certificación a lo largo del tiempo. Tan solo dos años más tarde llega la certificación que confirma la ausencia de OGM en nuestra producción. Esta es una garantía de gran importancia para el consumidor ya que sabe que lo que sirve en su mesa son sabores y aromas genuinos procedentes de un ingrediente básico en la dieta mediterránea italiana.

2000

Nace el premio Pomodorino d'Oro (Tomate de Oro) a la calidad

Nace el premio Pomodorino d'Oro (Tomate de Oro) a la calidad

La calidad que traemos a tu mesa se merece un premio.

Hace 18 años, Francesco Mutti decidió premiar con el Pomodorino d'Oro a los agricultores que obtuvieran los tomates con las mejores propiedades organolépticas y nutritivas. Hoy en día, el Pomodorino d'Oro es una celebración del vínculo entre las personas y la naturaleza. Este premio es una constatación de que el camino a seguir es el de la mejora continua para satisfacer a todos los protagonistas: los agricultores, Mutti y los consumidores.

2007

Presentación de las salsas preparadas Mutti

Presentación de las salsas preparadas Mutti

Innovación con el tomate como protagonista. Nuestras salsas aportan una variedad infinita a tus recetas.

Las salsas de tomate preparadas Mutti nacen de la unión de nuestra pasión por el tomate y nuestro afán por investigar e innovar. En estas recetas, Mutti opta por tomates pelados que han sido procesados aún frescos y añade una pizca de concentrado para potenciar el sabor. Por último, combina estos ingredientes con las mejores materias primas para crear cuatro propuestas culinarias que son una delicia para el paladar.

2010

Colaboración con WWF Italia para medir el impacto ambiental

Colaboración con WWF Italia para medir el impacto ambiental

Una gran producción de calidad como la de Mutti aspira a ser sostenible con el medio ambiente.

Con la ayuda de WWF Italia, Mutti investiga y analiza el impacto que tiene la producción del tomate en el consumo de agua y energía. El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF Italia) se convierte en un aliado fundamental a la hora de estudiar en detalle todos los procesos de producción y señalar todas las medidas que la empresa puede llevar a cabo para reducir el consumo de energía y, sobre todo, del bien más preciado que es el agua. Enseguida comprendimos que no solo debíamos reducir nuestro impacto sobre los recursos hídricos en los procesos en fábrica, sino que era fundamental reducirlos en los campos, donde el consumo de agua es mucho mayor. A partir de este momento, empezamos a estudiar, junto con los agricultores, las medidas que se pueden tomar para mejorar la calidad así como la sostenibilidad con el medio ambiente. Hoy en día, podemos afirmar que la comunidad Mutti, formada por agricultores y expertos de WWF Italia, está más unida que nunca en su lucha contra el malgasto de recursos y en su continua búsqueda de calidad.

2012

Presentamos la salsa de tomate Datterini

Presentamos la salsa de tomate Datterini

Una salsa especial para una experiencia culinaria única.

Los gustos cambian, los consumidores se vuelven más exigentes y buscan productos que marquen la diferencia en sus mesas. Mutti selecciona los mejores tomates datterini para que podamos disfrutar todo el año del inconfundible sabor dulce que caracteriza a este exquisito producto.

2013

La fábrica Fiordagosto abre sus puertas en Oliveto Citra, Campania.

La fábrica Fiordagosto abre sus puertas en Oliveto Citra, Campania.

Un crecimiento sostenible que respeta al tomate y a su territorio.

Alta Valle del Sele es un lugar extraordinario donde el tomate es el rey indiscutible en todas las comidas. Mutti trasladada sus conocimientos y experiencia a la fábrica de Fiordagosto en Oliveto Citra con el objetivo de revalorizar las especialidades típicas de esta zona.

2014

Una nueva campaña publicitaria para contar nuestra historia.

Una nueva campaña publicitaria para contar nuestra historia.

El nuevo anuncio nos descubre el universo Mutti y muestra todas sus etapas desde el campo hasta la mesa, así como los vínculos que lo hacen posible.

Nos decantamos por los versos que el poeta Pablo Neruda escribió en su oda al tomate. Este poema transmite perfectamente los vínculos que hemos cultivado durante más de un siglo de historia con el territorio y sus habitantes, así como con los consumidores. Un vínculo por el que nos sentimos orgullosos de pertenecer a esta gran familia que se dedica en cuerpo y alma al cultivo del tomate y celebra todas sus formas y variedades. En la actualidad, Mutti está llevando a cabo un programa de revalorización de diferentes variedades, como el tomate redondo, el cherry, los datterini o el tomate pelado. Respetamos las características naturales de cada variedad y nos aseguramos de que superen con creces todos nuestros controles de calidad.